PARA LOS LISTOS QUE TODO LO SABEN...

Había pensado quitar esta referencia, pero en el fondo, la dejo, para recordarme a mí misma que soy dueña de mis decisiones. Todavía sí.

 

Hay cosas que  tardan mucho en aprenderse. Y otras, que en pocas horas, encajan perfectamente. Una lección importante: Confíar en uno mismo.

 

Todo se puede corregir, depende del entusiasmo, de tener una verdad en las manos y una valiente y honrada decisión, así lo dice César Manrique.

 

Todo se puede corregir, pero cuando no hay entusiasmo, tampoco estás convencido de la verdad de las cosas y no encuentras la motivación suficiente para continuar, pues la verdad... coloquialmente "SE TE QUITAN LAS GANAS".  Máxime cuando un equipo te dice lo que tienes que escribir y te conduce por su trama. Creo que todavía tengo suficiente imaginación aquí dentro como para que me digan cómo, de qué y en qué dirección debo escribir.  He dicho.

 

TRANSMUTAR.pdf
Documento Adobe Acrobat 257.6 KB